jueves, 13 de marzo de 2014

Poemas de amor

NO CALLES AL AMOR 

Amantes

No calles el resplandor constante 
que fulgura en nuestras ansias 
de amor equidistante. 

No calles a la ilusión dorada, 
que transmigra en las formas del adiós, 
suspendidos en los hilos de la espera. 

!No me ocultes tus quimeras! 
No silencies las palabras sombreadas 
de noche y humedad sensorial, 
impresas en la ansiedad... 
Y en mi piel. 

¿Podrías abrir la puerta de tu sinceridad? 
Entonces, yo entraría gozosa, 
de reposar en la verdad... 
de tu ser. 

Reposaría feliz y confiada, 
en una sonrisa alborozada, 
Tus manos curiosas explorarían, 
sobre la transparencia de mi vestido. 
Acariciando por siempre; 
mis sentidos. 

Amor Prohibido
Amor

Los pensamientos son ocultos... 
No sé que misterio, encierra tu bello ser, 
y tu encantadora sonrisa. 

Tu personalidad atrayente y tu elegante persona; 
son capaces de volver loca a cualquier mujer. 

Tu corazón está atrapado en aquella planta, 
más se distorsiona la realidad, 
y el telar de tu alma; 
aparece en mis manos. 

Tu voluble corazón de niño, 
envuelto en un cuerpo varonil; 
quisiera mimar y apretujar, 
más la marca de lo prohibido, 
se subraya.., y mi voz, y mi ser, 
mi todo; fingen, 
a pesar de las lágrimas florecientes. 

Te amo! En éste loco instante platónico. 
Te amo! En ésta noche loca de insomnio. 
Te amo! y me envuelvo en amor.., 
cerrando los ojos. 





Éxtasis Lunar


Sobre un astro un beso de embeleso flota.
¡Asirme al obsequio de sus labios perfectos!
Es la máxima culminación de la fascinación.
Más pisé en falso y me precipité al cruel
abismo de la desolación.

El amor eternamente danza 
en el universo de la fantasía y de la realidad, 
Cubre con sus fulgores a las azules esperanzas,
dejando una estela de algarabía y felicidad!...

Llegaste y te contemplé por medio de la noche
en un claro de luz solar.
Naciste y resurgiste de mis sueños de niña, 
de adolescente y de mujer, en un prodigio 
de éxtasis lunar.

El protagonista de un cuento de hadas, 
¡Hombre dorado y errante del pasado!
Habitante de una quimera imaginaria
y romántica emergida de los siglos.
!Estabas vivo y tangible! No así tu corazón, 
el cual era invisible.

¡Hombre adorado y bello! ¡Te envuelvo en 
La seda de mis largos cabellos! 
Y te deleito en la fragancia del perfume,
De mis versos de azahar...
En ésta noche mágica de éxtasis lunar.

La luna esparce con sus manos las estrellas
colgadas de un sueño, las lanza y se anidan 
en las copas de los árboles de cuyos frutos
eres el dueño.

Surges de la magia de una noche enamorada;
de unos versos sueltos en anhelo, que traviesos
e indiscretos surcaron el cielo, atrapando:
El eco de tu voz, la luz de tu sonrisa
y el amor de tu mirada.

Valores atesorados secretamente, reposan
en la brisa silenciosa del recuerdo de un adiós.
¡Sucumbe el sol y su claridad lunar!
Tu rostro se vislumbra a través de la oscuridad, 
en la lluvia de mis ojos.

El dolor guardado en el alma se dispersa en las
calles, y una gota de aflicción cae sin previo aviso.
Son mis lágrimas gemelas discernidas en el mar 
de su ausencia;
que me ahogan en el hechizo de su existencia.

Un arco iris nocturnal arropado de notas Instrumentales,
cae al pasto verde de los ensueños, 
trazando al destino con una melodía medieval, 
que se acopla perfectamente al éxtasis lunar.

Trae: el Sollozo incontenible de dos luceros.
¡Que yacen desmayados en un húmedo desvelo!

Lloran los sentimientos. 
Y la inspiración desnuda
se despide de la luna, aspirando por última vez
un sutil lamento de flores marchitas;
dejadas por su imagen;
en la neblina del olvido y del oleaje.

El tiempo transcurre, y en su recorrido habitual,
las flores recobran su color y frescura normal.
Sus pétalos de vida recogen en amores,
la lejanía de un cuento antiguo,
ya sin temores.

Conservo en la actualidad, impreso 
en un pergamino de sinceridad;
La añoranza y el aroma de un ser real,
y a la vez irreal, 
Que trascendió el firmamento,
cual destello fugaz.



Sólo tú 


Sólo tú, te cuelgas, 
de una lágrima, 
invocando a los lamentos, 
y yo te espero siempre, 
libre o penitente, 
vestida de amor, o de tormentos, 
dadivosa e intermitente. 

Solo tú, enciendes las horas, 
entrelazadas a mis penas, 
cuando opacas las cadenas, 
que aprisionan mis demoras. 

Sólo tú, encandilas al amor, 
en la majestuosidad del alba, 
cuando reapareces con tu ardor, 
tatuando mi alma. 

Solo tú, ensimismas conciertos, 
en el navío de los sueños, 
llenando abismos desiertos, 
donde tú, eres mi dueño. 

Sólo tú mi amor, eres mi complemento, 
aprisionando los azules deseos, 
eres mi todo, mi elemento. 

Celos

Los celos revolucionan al amor;
con garras de desconfianza y testarudez.
Pero la noche apacigua mi enojo,
con remansos y brillantez.

Sugiero un sueño a los celos;
que las heridas se amortigüen,
con mis ansias y desvelos;
que la espera se quebrante,
con un mañana de claridad,
donde tú, mi fiel galante,
profieras sólo sinceridad.

Tus poemas de amor 
se elevan en mi regazo…
No quiero que tus bellos versos, 
reposen en otros brazos. 

No es egoísmo, no es presunción,
es que, tú eres mi amor,
sólo mi amor;
y en ésta aureola de galaxias
y astros Sin falacia;
eres mío, solo mío...


La nada

Se esfuma, se difumina en la nada...
si! aún enciende las horas,
que en llamaradas, me rodea...

Pero...
nos esfumamos,
nos difuminamos
nos alejamos...

Y no lo podemos evitar,
es la lógica de la vida,
que forma esta herida.

Es la razón;
sin vendas en el corazón.
Es la verdad;
que nos abofetea sin piedad.

O eres tú;
que recapacita detras de la cortina
de las apariencias.
O soy yo;
que colocó, impedimentos,
a los sentimientos.

No importa que sea,
pero esta haciendo su labor,
en la destrucción del amor....
conformando finalmente;
las realidades, los disfraces,
con máscaras en vívidos enlaces...



Eres
Paisaje digitalizado

Eres el amor...
En el mar azul...
En el tiempo infinito,
de tu eterna ausencia,
de mis lágrimas gastadas,
secadas en el vacío de la nada.

Eres la felicidad...
En la fantasía de una tarde invernal.
Donde tus besos de sueños;
son reales,
y en un dulce embeleso;
tu cariño me cubre.


Frente al espejo


Frente al espejo;
observo tus actitudes y mi reflejo;
ambos se cohesionan en el querer
y me transmutan en un nuevo ser.
Que a veces ríe, que a veces llora,
que a veces piensa
y a veces calla.
Transformándome en una muralla;
ubicada detrás del tiempo.

Gris desaliento:
son las montañas de mis tristezas:
Me observan tras el reflejo plateado;
irradiaciones de amores pasados.
Sus miradas de embelesos..,
estampan torrenciales de besos


Publicado por primera vez el 10 de agosto de 2007



Noche oscura


"Una reflexión abstracta extraída de la arena del mar,
de los castillos derrumbados por las olas de los sentimientos"

Noche oscura, realidades duras,
pesadumbres nulas,
apariencias falsas….
Falsedad se estampa en las penumbras,
sólo el vacío se encumbra.

Noche oscura, palabras vanas,
sentimientos fingidos,
elogios repetidos…,
Frases de cera…

Noche oscura, distancia plena.
Alivio fresco.
Paz tranquila y vanidad.
Silencio y visión de la verdad.

Noche oscura,
frescura negra,
frialdad extrema.
Me refugio en la amnesia banal.

Noche oscura, noche negra,
decepción aguda y paciente.
Olvido inminente.
Dolor del mar,
o de una turbia sinceridad.


Mis secretas pretensiones
Amor real
Entre mis secretas pretensiones,
Flotan escondidas aseveraciones,
que se desglosan de sus prisiones.

Palidece una palpitante canción,
y se destacan lacónicos deseos en…

Destruir los malos momentos,
que a nuestro amor empañaron,
ensortijando a la sutil brisa
envuelta en nubarrones.

Suavizar a las afrentas enclaustradas,
del ayer, con el perdón.

Diseñar en el espacio de tus ideas,
bañada en sensaciones,
conceptos que se ajusten a mis deseos.

Rebozar en la abstracción del anochecer
de mis pensamientos por ti;
naufragando en  una blanca ilusión.

Que supieras, que ya dejé de amarte.
Para que luego retomaras el control,
de la lucha por mi corazón.

Observarte, en aquel
espacio dimensional,
donde ya no estoy a tu lado.

¿Por qué emerge el invierno de tu cristalina mirada?
¡Veo los cristales de dolor que emergidos,
de tus ojos, y transformados en diamantes,
apaciguan las huellas del rencor!

En la constelada noche, flota la amarilla luna.
Brilla con nuevos bríos, y su esencia,
colma el vacío…
Ya estoy pronta a perdonarte,
en la paz del amor.

Primera publicación: 31 de octubre de 2008.



Respuesta a un poeta del atardecer

¡Yo, musa inclemente que adolece tu alma de poeta enamorado!
Yo, hacedora de flotantes y aletargadas coplas yuxtapuestas.
Poetisa ensimismada en un portal mágico y apasionado.
Rimadora de sueños y promesas rotas de tus versos,
en las puertas de tu adiós y de tu olvido.
Mis lágrimas desdoblan a los desalmados espacios,
en zigzags de dolores y vacíos.

Me preguntas sobre el destino...
El destino posee secretos agravios, y caminos errados.
Crueles encomiendas; fuerza letal que te desvía del amor,
cerca del abismo donde el alma se destruye,
socavando inquietudes y dulces melancolías.

Mi alma, ¡Oh taciturno poeta del atardecer!
Es inmensamente frágil, hecha de espejos, sueños y
fantasías, donde tus versos aprisiono resguardados de las alas del
tiempo y en las hojas caídas de mis abstracciones y tristezas;
donde cada rima surgida del amor, enreda el silencio
en las inspiraciones intermitentes de los siglos del
romance.


(Publicado por primera vez en Feb 03, 2008)


Sirenadelmar
Guardian del océano

Como una sirena del mar hoy me identifico;
visualizada por él, en nuestro mundo azul.

Nado entre las olas de sus sueños,
transformada en ángel.
Camino en la maleza de sus horas,
en forma de ninfa.
El bosque de sus letras es luminoso,
con la presencia de un secreto sol.

Indago en sus versos manifiestos,
beso cada tramo de sus deseos,
reposantes en cada minuto de amor.

Perdono, sigo, camino y persigo.
Perdono, sueño, espero…



Tu tritón y yo sirena
La Sirenita

Nuestro amor se refleja en el agua...
Los peces nos miran, y quizás nos envidian.
O a lo mejor, nos extrañan...

Hace dos siglos que no
retornamos a nuestro hogar;
el mar;
cuando tu eras tritón y yo sirena.

Esta rosa nos dará el poder de la transformación...
Volveremos a nuestra apariencia de siempre...



Llora 


Contemplo a través de la noche; 
Los árboles frutales y su derroche. 
Frutas desperdigadas en tierra agreste, 
cual amores rupestres. 

Lloran las estrellas... 
Llora la luna herida. 
Llora el cielo. 
La atmósfera está de duelo. 
El clima frío, 
mi negro vestido decora. 
Y el entorno vacío, 
se desborda... 

Llora el mar, 
porque nunca más podrá amar. 

Llora el cielo, 
en agudo desconsuelo. 

Lloran las estrellas, 
porque ya no son bellas. 

Llora el sol, 
porque le falta tu amor. 

Llora la lluvia, llora el dolor, 
sobre el desamor. 

Nuestro amor murió, 
y sobres sus restos, 
caerán por siempre; 
Las lágrimas del universo, 
cristalizadas en tus versos. 


Te necesito
Amor costero

En momentos en que el mundo se ensaña conmigo. 
recuerdo tu ternura amor mío, 
Cariño enternecedor que hace naufragar mis tristezas,
en la expansión de tu comprensión. 

Mi espíritu ansía tus palabras,
y es cuando me percato de cuanto te amo. 
Por la ansiedad y deseo de tus frases de amor; 
por la ternura que en raudales dispensas a mi corazón... 

Y por los astros que me envías a través de la distancia,
enviados con pasión y constancia. 


1-12-2008 

Fragmentos


Fragmentos de oro; brillan en el cielo.
Por que te adoro, a pesar de mis celos.
Caen los fragmentos, y presurosa, los recojo,
cerca del amor que siento;
cual monton, cual manojos.

Brillan, armonizan en mis manos;
pues , sus fulgores acarician mis desganos.
A un paso de la espera;
 la noche me acompaña.
Caen los fragmentos en la hoguera, 
de éste amor que engaña.




Gotas de Lluvia 

Gotas de lluvia, que queman mi corazón; 
son llamas encendidas de nuestra pasión. 

Cristalina y pura, surge del cielo, 
y cae estrepitosamente entre mis desvelos. 

Son; mis lágrimas gemelas discernidas; 
que vibran en el aire, y caen sin vida. 

Son; pequeños diamantes de desconfianza; 
que afanosamente buscan ayuda; 
y no encuentran más que la tierra muda. 

Esencia suave y sutil de mis celos, 
que humedecen mis sentimientos, eternamente.., 
los cuales esparcidos;empañan el cristal de amor; 
para siempre. 

Publicado por primera vez: 15/06/2007, 08:53


Entradas populares

Google+ Followers