jueves, 13 de marzo de 2014

Poemas varios

Eclipse 

Aquella noche la luna lucia un esplendoroso color dorado. 
resplandecía su vestuario y orgullosa se mostraba a mi amado. 
Una cortina tenue se asomaba a sus vertientes. 
Poco a poco se cubre; 
sutil y suave, gradualmente, 
se tiñe de un tono oscuro rojizo. 

El manto rojizo se acentúa luciendo; 
los pensamientos universales, 
que interactúan con la abstracción 
taciturna del anochecer... 

El eclipse se manifiesta y al final, 
la cortina se cae en cámara lenta. 
Volviendo la luz dorada, 
de la encrucijada de los deseos. 

Fuente inspiradora, 
de la intermitente poesía, 
eclipsaste mis anhelos; 
para luego mostrarme tu realidad. 

Se escabulle mi mente, 
y me despido de ti, 
hasta la próxima vez que te vea 
completamente libre y plena. 
Alejada de aquel manto rojizo, 
que oscurece tus días. 

Publicado: Mie Mar 12, 2008 10:56 am 

Olvidarte 



Deseaba olvidarte; 
y así acostumbrarme a la falta de luz; 
y si fuese posible; asesinar la lasitud. 

Morir por un instante; 
y renacer en completa amnesia, 
y no acostarme en la demencia. 

Resurgir en mí la inquietud; 
cubrir la bruma de mi juventud; 
y sólo dar paso al enfrentamiento, 
de una nueva vida; 
libre de tu ingrata alma. 



La Estatua 


Regreso al agua fría de la realidad, 
y me ahogo en ésta angustia y calamidad. 
Vuelvo de la imaginación viva; 
donde siempre estoy cautiva. 

Vuelvo de los sueños locos; 
que deambulan ignotos. 
¡Son lisonjas en regazo de una vida abandonada! 
¡De una vida que no hay nada! 

Actitud corporal y espiritual 
de una estatua en el agua; 
que se ahoga sin remedio, 
porque, está hecha de tedio 




Romántica virtual


Bañada de naturaleza me traslado en el infinito del sol, 
del mar, de la plenitud de un nuevo día.
Cubierta de atmósfera y luz, 
me deslizo entre los átomos de una inspiración escondida, 
emergida de un poeta del ayer.

Me complemento con los elementos del universo formando parte esencial de él.  
¡Y me expando feliz, triste, preocupada, soñadora!
Bailo sobre una nube, sobre la tierra, y sobre el mar.  

Canto una melodía reciclada, 
aquella melodía que deseché en el pasado, 
la cual adquierehoy un motivo.

Soy sensualidad, frialdad, pasión, quietud, luz de inquietud. 
Pétalos de ternuras disueltos en la brisa de los pensamientos.

Soy también una etérea transparencia que viaja a gran velocidad, 
aterrizando dulcemente en unos brazos.  
Intensidad, éxtasis, paz, armonía rotando alrededor de una transparente fisonomía, 
fundiéndose en la recóndita inmensidad de las horas.


Pétalos de vida


“Soy bella, lo sé” 
Dijo la flor al río que dejaba caer su cauce,
en sus poéticos extravíos.
He escuchado a las nubes murmurar sobre mi belleza.
He escuchado al mar, hablar del equilibrio 
que existe entre mis pétalos de vida,
y mis pétalos de amor...

“Soy bella totalmente, por fuera y por dentro”
Así lo dijo el océano públicamente,
en presencia de la arena, 
un poema, las olas, las gaviotas y el sol.
¿Así que, qué más puedo pedir a Dios?

El me otorgó atracción por medio de estos dones,
y vivo eternamente enamorada del invierno, 
el verano y el afecto correspondido.
Extasiada, suspirando cada céfiro de ternura,
cada gota de invernal cariño desmedido,
que sacia mi sed inagotable de atención y azúcar

Por ti, y por ti, mar y luz
Por ti y por ti, lluvia y resplandor;
que pintan cada hora de existir placentero,
que forjan cada estela de placer natural 
sobre el amor total, real y virtual.




El cariño de un niño

El cariño de un niño;
el cariño de un niño es tan puro...,
¡Es tan lindo!
Se desplaza grandemente;
espontáneo y libre de hipocresías;

Con carcajadas de sol de días
El cariño de un niño es tan puro;
¡Es tan lindo!

Abarca sábanas de ternura,
aún a la mente oscura;
aún a la mirada triste.
La purifica, volviéndola libre;
transformando un encogido corazón;
en un ave plena de amor.

El cariño de un niño es tan puro;
¡Es tan lindo!
Él lo entrega a borbotones,
sin ninguna pizca de egoísmo;
del acaudalado bosque de
abrazos, sonrisas y besos…

Resplandece el verdor en amores;
donde guarece eterno el hermetismo,
y extiende sus ramas, la extroversión;
adornada con un fruto juguetón.



A MI PAPÁ



Parece mentira, Papá. 
Tu siempre, 
estabas presente, 
frente a toda adversidad, 
otorgándome tus consejos con fortaleza, con ímpetú. 
Ya no éstas, te fuiste con Jesús. 

Se disipa tu recuerdo, 
en el laberinto de mi existencia. 
Rondas, cual si fueses un bello sueño de esencia... 
Con tus grandes ojos verdes, 
similares al espesor del mar.., 
y a sus olas recurrentes, 
surges de repente. 

¡Papá, cuanto quisiera conversar contigo! 
En los mágicos instantes de mi niñez, 
emerges sonriente, 
con tu jovialidad y sentido del humor. 

Perdóname Papá, 
por aquellos momentos, 
que no supe demostrarte lo mucho que te amaba. 
Me brindaste tu apoyo en mis años de adolescencia, 
en la etapa de una rebelde fluorescencia. 

Época de incipiente juventud 
que no supe apreciar en toda su magnitud. 
lo mucho que por mí te preocupabas; 
por mi bienestar. 
y por mi felicidad. 

Siempre estarás en mis pensamientos, 
y en mis razonamientos… 
Porque me parece escuchar tu voz.., 
cuando nace una interrogante en mi corazón. 
Ilustrándome como siempre, 
con tus anécdotas... 
Con tus historias recurrentes.., 

¡Hasta siempre, papá! 
Mientras viva, nunca te olvidaré, 
Porque sé que algún día te veré... 
Y también me iré con Dios..., 
Y por ende..., contigo. 





Lo que la brisa no llevó
Amor

La brisa peina el tiempo, 
y un peinado hecho de horas y segundos 
atrae sin demora a múltiples mundos. 

Dimensiones imaginarias encauzadas 
en diversidad de amores. 
Príncipes y hadas en albores 
individuales, hechizan cada romance. 
Mi alma poética se expande. 
por lo que pudo haber sido; 
por lo que pude haber vivido... 

¿Como serían las alas de mi entorno? 
Si hubiera tomado otras decisiones. 
Ejecuciones de actos, 
que marcaron inexorablemente el destino... 
No hay marcha atrás; 
en secreto sigilo sugiere una voz. 
Sonrío, la paz me invade. 
Dios guió mis pasos, 
en cada acción. 

!Ilusiones extintas¡ 
El eco de sus voces, 
repercute en los segundos. 

Otros amores, cuyas imágenes aletargadas levitan 
en el carril de las horas; 
Ya no causan dolor. 
Ni siquiera nostalgia. 

Solo una pizca de melancolía, 
impulsada por lo que puso ser, algún día. 
Y no fue. 
Cada uno navega 
en la taciturna caída del anaranjado sol. 
En las azules corrientes de un río celestial, 
y en el silencio del adiós. 



Mente que divaga


Mente que divaga; 
la música del amor la espera a corto plazo. 
Romántica como pocas, desconoce 
a las brumas y luces que la circundarán. 

Ella sueña, y levita en las horas de su vanidad. 
Ella ríe y danza bajo luces multicolores, 
y ensimismada en el amor contempla a las aves de los deseos, 
que revuelan promisorias, exaltando la abstracción. 


Ángeles



Nubes blancas revuelan en el celeste cielo, 
plagado de ángeles transparentes. 

Espíritus que se manifiestan, 
sin ser vistos, sonríen a los niños 
y a los adultos poseedores de diáfanas almas.. 
(Un porcentaje bajo de la población mundial). 

Curiosa le pedí prestada a un ángel , 
su alas puras, 
para deambular por algunos minutos, 
en la ciudad del cielo, Sión. 

Una hilera de ángeles me observa, 
vestidos de blanco, 
con sus grandes alas níveas... 

19-10-2008 



Remolinos


Se arremolinan los silencios. 
Apretujados sus cuerpos; 
insisten en clamar sus voces quedas a las horas silentes. 

Se aletargan los minutos; 
y el bullicio dimensional reincide con sus trinos. 
Musicales notas e incautas actitudes de índole bimestral; 
seleccionan las nubes oportunas de los pensamientos escondidos. 
Memorias que levitan inermes se levantan airosamente, 
coloreadas de espera y advenimiento espiritual. 

Inconmensurables voces guardan silencio, 
ante la erudición de un razonamiento necio, 
que insiste en besar a seres invisibles. 

¡Los yacimientos de odio, expiraron ! Gracias a Dios! 
Sus conciencias despiertas, quedaron inconscientes, 
ante el baño de agua fría que le otorgó el mundo. 

Mejor será que la aureola siga viva y eléctrica, 
su entorno de transparencia segura, 
flotara eterna con alguien a bordo: tú o yo. 

¡Perdámonos en las dimensiones de la irrealidad! 
Una lagrima antigua, danza opaca, y no hablará jamás; 
sus brazos cuelgan en las ramas del amarillo olvido. 



El ocaso de la realidad


Las energías negativas apresan mi divagar romántico;
sobre el paisaje de las letras mágicas.
Las aves cantoras se han retirado.
Y en su lugar se han presentado negros cuervos,
que revoletean sobre mis pensamientos.
                            
El cansancio extenúa a la musa,
que habita en mi universo multicolor.
Más intempestivamente, los graznidos cesan...
Por un espacio de dos minutos,
el mutismo se perpetúa en los brazos del silencio…
                              
Y retorna el trino de las volátiles,
cual concierto de ensueños
en el óleo expectante, del amanecer.
Las escucho, y me deleito sobre el
céfiro contenido de un lacónico suspiro;
fusionado con la senectud de un verso antiguo,
y perfumado con la afligida deserción de tu amor.
                                
La música trasciende ideales de intensidad,
en el desgaste de los puntos luminosos
del ominoso sol.
Quien a pesar de su excelsa belleza;
no logran imprimir en mi interior su grandeza y su alteza.
                               
La serenidad se agobia con las letras que revoletean;
en giros centrífugos frente al ocaso de la realidad.
Donde un punto en una esfera ríe, canta, llora
y flota sobre la fantasía de un romance ilusorio.
Sobre las luces concentradas en un encuentro divisorio;
                 
que sueña, vive y sufre los acontecimientos de una vida,
sembrado en la distancia de una nostalgia herida.
Y adornado finalmente con una ilusión núbil, etérea,
de emociones azules y aéreas.

Publicado por primera vez el 5 de agosto de 2007



La amistad


Un pez dorado flota, en las márgenes de un río celestial.
Seres del bosque deambulan e iluminan,       
con las luciérnagas de sus miradas,
la noche constelada.

La luna contempla los peces de vidrio,
en la transparencia de las alturas.
El sol , se baña en el río de oro,
y un niño con alas recorre las nubes.
Y un tesoro descubre;       
¡la amistad!
¡Cariño de topacio entrañable, es la amistad!       .
El gesto afable, el afecto amable,
estampan una sonrisa mutua,
de sinceras joyas de emoción alternas.
¡Brilla la atención y la cordialidad!       

¡Cual almácigo de sinceridad,       
En el momento indicado!
Se refrescan las cadenas inseparables.       
Irradiando estabilidad y sosiego
palabras de comprensión y de aliento.

Cadenas de positivismo,
es su esencia y espiritualidad.
Con los fieles consejos despierto,
irradiando felicidad.       
Me traslada a los senderos de tranquilidad,       
a la ciudad de Sión,
a las manos de Dios!

De Agradable presencia,
Y tez incondicional,
Tonos de bendiciones,       
Se desprenden de la Amistad real,       

Desaparecen las tensiones,
se extermina la ansiedad!       
Cual dádiva de aceptación perenne
y recíproca, se estrechan alegres..,
Las almas de la amistad!       
Expandiéndose en el universo,
sonrisas y bienestar.

Publicado por primera vez el 5 de agosto de 2007


El olvido del tiempo


El tiempo deleitoso y el raudo galopar de las horas.
El gorjeo de los minutos, y el suspirar de los segundos;
vertiginosa carrera de los sueños.
Sonríe el tiempo al escurrirse entre los años.
! Cuanto pesan sus piedras preciosas!
! Cuanto lloran sus etapas!

La niñez se endulza con el dulce de los besos,
y el candor de una sonrisa.
La adolescencia se confunde;
Al mirarse a la traslúcida fuente de los deseos.
¡Son tantas las peticiones embadurnadas de oropel!
Y las interrogantes por descubrir;
detrás de las conquistas de las experiencias.

Surca el tiempo la barrera de la insigne vida.
Traspasan las dimensiones y nunca olvida.
El romance nos observa y con su influencia lunática;
nos narcotiza de amor, de celos, y de odio;
de ilusión de alegría y de todas las pasiones;
que perfuman al ser humano;
con el clima del reloj temporáneo.

La noche y el repicar de la respiración del tiempo;
esperan con regocijo el alba de los luceros cimbreantes.
que se amoldan a las edades de las almas,
sobre la impulsividad metafórica;
cabalgando en la eterna juventud.

Prosigue el lento y a la vez rápido caminar del tiempo;
se escurren los deseos entre el dolor del mar,
y el placer del sol. Alucinan los hechos alrededor.
Un estallido de realidad deja entrever a la subjetividad,
que presurosa se esconde entre la neblina,
escribiendo versos y garabatos de amor…

Renacen las alegrías; resurgen los motivos,
sobre el tambaleo sincrónico del regocijo de las horas;
que paulatinas, se estremecen junto a las letras…
Por siempre; en el olvido del tiempo.

Primera publicación: 21 de agosto de 2007.


Las redes del tiempo



Los celestes pasos de los sueños marcan su estadía en los jeroglíficos de mis ideas, que se extienden risueñas entre los razonamientos y la serenidad de un anochecer común, pero especial. Las melodías guardadas las acabo de liberar y éstas se retuercen satisfechas  en la atmósfera de mis emociones nostálgicas. Mi niñez y adolescencia se despliegan ante mí. Una niña surge y brinca feliz. Y una jovencita llora ante mi presencia su primera decepción amorosa. Intento reconfortarla pero ella no me ve o quizás me ignora. 

Con la niña es distinto, disfruto mucho observar su felicidad y sus ensueños que juguetean  entre los cuentos de hadas que habitan en su entorno.  Todo es maravilloso, pero de pronto una lágrima interrumpe mis cavilaciones, surgida de una puerta que conecta con el presente  y el pasado, ésta lágrima tiene la fuerza arrolladora de un dolor inmenso, de un amor en silencio… Que desfallece y resucita continuamente en éste laberinto subliminal de ideas yuxtapuestas. 

La psicología se mezcla con la filosofía de un libro encerrado en la recámara del pasado..,
La opacidad de los sueños rotos gira melancólica y subjetiva me observa …Más, nuevamente entro a una estancia confusa y llena de lágrimas, de sentimientos intensos donde una niña rie y juega feliz en brazos de su querido padre, lo abraza tiernamente, cuanto lo ama y el le prodiga mimos que ella nunca olvidará. La lluvia se extiende al igual que mis lágrimas. El padre abraza, a la niña de tres años, el dice llueve , ven mi bebe vamos a dormir… Los recuerdos me involucran y digo; papá donde estas , papa te fuiste, las lágrimas nublan mi realidad, pero posteriormente despierto en el mismo anochecer, oscuro y radiante de los pensamientos constantes y errantes  que navegan en los ríos de inquietud y paz del universo, 
sumergido sobre las redes del tiempo…




Oda a la vida


Luces intermitentes y galaxias de cal,
cual letras consistentes y armonías.
Palmeras, islas, vendaval y paz;
inquietud, soledad, cariños, cesantías.

Oleaje de olas tumultuosas,
es la vida de azarosa trayectoria.
Más la calma de mareas sinuosas,
son los logros besantes de memorias.

Cual madrugadas de sol y brumas,
pasan las noches y los días.
Acompasados de neblina y luna,
van tristezas y alegrías.

Las nubes oscurecen el cielo despejado;
la felicidad se perturba en el ser humano.
Nace otro amanecer embelesado de hados,
en esperanzas resurgidas de las manos.

El arco iris acompaña a la naturaleza,
como aquel amor que resurge de la bondad.
Ilumina el atardecer de colores y nobleza.
apagando depresiones, apatías, oscuridad.

Ondas del océano y sus nubarrones;
es la vida de los hijos de Dios.
Hay rocas, peces, sirenas, tiburones;
realidad, fantasía, maldad, y amor.

Al final del sol, luz de una estrella;
se extasía esta oda de inspiración.
Igual que el alba expandida en centellas;
se despide trasluciendo amor.



Sombras humanas


Formas humanas, sombras de gente,
perseveran pacientes y esperan.
Encerradas sus auras, las almas diligentes.
De cuerpo de tierra, o de cera.

El compás en nieblas acompasadas...
Siluetas oscuras, ¿Almas blancas o duras?
¿Bandada humana, o jauría de humanos terrestres?



Prismas

 El vidrio se deshace en conocimientos.
La brisa se acopla a los lamentos.

Lágrimas que discurren.
Monotonías que se apagan,
en el palpitar de los sonidos…

Conciencias captadas en derredor,
se opacan en estertores de desengaños continuos.

Prismas opacos amenazantes;
visiones delirantes,
encendidas en espirales.

Éxtasis de placeres;
amores contrastantes… 

 Sáb 22 Ene 2011


Caracol vacio

Encerrada ésta la brisa en el caracol vacío.
Donde antes hubo vida. Ahora hay sólo hastío.
Donde participaba el sol, el mar y la arena,
hoy sólo reposa, la noche silente y serena.

Caracol vacío, dentro de ti, las alegrías
enmudecieron y en alegorías se convirtieron.
Las lágrimas de llanto de risas y sed de sueños;
disfrazaron tus fallidos colores.

El mar inmenso se marea...
Caracol vacío. Reposas en mi jardín, indiferente,
cual soñador navío. Soñador y presente,
la tristeza y la quietud te rodea.

Fuiste, claridad, bullicio y sol.
Hoy sólo eres quietud en derredor
Fuiste morada viviente.
Hoy sólo eres testigo inerte.

Me despido de ti, triste caracol vacío.
No sé si mañana, me asomaré a verte...
La tierra , el verdor y las flores,
te acompañaran para siempre;
¡Como eternos amores!




Amigas y rivales

Las mentiras se diversifican en diversos tonos,
Las mentiras blancas, las mentiras transparentes…
Durante todos los segundos de nuestro transitar
¿Se podrá atar a la sinceridad en la cumbre de una farsa
que regurgita apariencias?

Podemos caer en abismos diferenciales,
y no adaptar las figuras
en el rompecabezas de la vida.
Piedras, choques, sal y torrenciales,
preocupaciones y amarguras,
se precipitan en la huida.

¿Se podrá jugar con la verdad,
mientras la mentira sonríe burlesca?
Se alternan las dos, amigas y rivales;
contrarias, bien intencionadas o siniestras,
ambas pueden vestirse de crudeza,
y también; de frambuesas.

Monológo del ego



"Yo soy, yo estoy, yo existo y aquí voy"
Tu eres, tu estás, tu existes y allá vas.

El criterio esta encerrado,
quiere salir de su tinglado.

La razón esta alerta,
mira a todos, muy despierta...

“Cada ser tiene su mundo particular”
La opinión se viste de juglar.

Las experiencias pensativas,
se aglomeran en las sillas.

Las vivencias de las letras,
se pasean en cometas.

Una bola de indulgencia,
se enciende con demencia.

Un ápice de tolerancia,
se extingue en la arrogancia.

Una voz lisonjera,
queda sola con la espera.

Ve la cara de su prójimo,
y se sorprende ante lo próximo.



La hormiguita del olvido

Soy una hormiguita pequeñita.
Perdida en el laberinto de tu olvido.
Soy nada, soy el vacío.

La lejanía mide la estatura de mi esencia hacia ti.
Soy un espíritu núbil sin materia.

Las letras se las lleva el aire.
Sueltas, se dispersan en el excedente de tus horas.
Y se arraigan en la necedad de éste imposible
y fugaz amor..,

Que fue concebido en el nido de un poema,
emergido de los sentimientos de mi corazón. 


12-1-2011



Poemas sensuales

Enigma 



Enigma vestido de misterioso azul; 
ese eres tú; 
que divaga dentro de las nubes, 
de mi corazón poético... 

!Hazte presente! 
esta noche en mis sueños. 
!Hazme feliz! Que yo te corresponderé, 
y con mis formas femeninas; 

te deleitaré. 



Idealización e Interrogación 


Idealización e interrogación, 
tus ojos café o tu voz. 
Tu primer beso 
o tu posible adiós. 

En realidad, no sé... 
Si son tus toscas manos varoniles, 
o tus feroces besos actuales, 
no sé... 

Tus ojos café, tu tierna mirada, 
o tu amorosa compañía de 
eterna madrugada; en que me dices tuya, 
cuando estoy desnuda… 

Despojada de la vestimenta 
corporal y mental; 
en que me muestro, tal cual soy; 
flotante, sentimental… 

Tocando con la punta de los dedos, 
las nubes de tus deseos, 
cargadas de lluvia o de sol; 
o de un cielo despejado; 

sin dudas, sin temor. 



Venus Maritza Hernández
Derechos reservados

Entradas populares

Google+ Followers